Seleccionar página

Arroz con pollo

50 min

4

Ingredientes
  • 350 g de Arroz Rocío
  • 700 ml de caldo de pollo
  • ½ kg de contramuslos de pollo deshuesados y sin piel
  • 3 ó 4 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • ½ pimiento verde
  • ½ pimiento rojo
  • 100 g de tomate natural triturado
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 100 g de judías verdes
  • 100 g de guisantes congelados o de lata
  • 50 g de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Colorante amarillo (opcional) o unas hebras de azafrán

Sabemos que, a menudo, establecer el menú semanal de nuestra casa se puede convertir en una auténtica Odisea. Sin embargo, contar con algunos platos de cabecera que sean fáciles de preparar y nutricionalmente completos, nos ayudará a salir del entuerto. Delicioso y sencillo, el arroz con pollo sigue siendo el plato clásico de muchas casas, lleno del sabor de la huerta y perfecto para darnos la energía que necesitamos para continuar con el día. Sigue los pasos de La Palmera Rosa y prepara un plato tan tradicional como exquisito. ¿Cocinas con Arroz Rocío?

Preparación

  1. ¡Comenzamos nuestra receta! En primer lugar, troceamos el pollo, quitándole la grasa, y lo salpimentamos bien.
  2. En una olla con poco fondo o paella, ponemos el aceite, friendo el pollo a fuego fuerte hasta que esté bien dorado por ambos lados. Retiramos del fuego y reservamos.
  3. A continuación, en el mismo aceite, sofreímos los ajos picados finamente hasta que cojan color. Después, añadimos la cebolla picada en brunoise y rehogamos durante 5 minutos. Incorporamos los pimientos cortados en cuadrados pequeños y cocinamos 10 minutos. Ahora, echamos el tomate triturado y cocinamos entre 7 y 8 minutos, removiendo el contenido de vez en cuando.
  4. Seguimos la receta añadiendo una cucharadita de pimentón dulce, rehogando todo durante medio minuto y sin dejar de remover.
  5. Agregamos las judías verdes cortadas en trozos de unos 2 cm de largo. Rehogamos 2 minutos más.
  6. Incorporamos el pollo que habíamos reservado. A continuación, echamos el arroz y removemos bien para que coja los sabores y el aroma de nuestra receta.
  7. Añadimos el caldo o agua caliente, de manera que no se corte la cocción. Echamos una pizca de colorante amarillo o unas hebras de azafrán, sal y removemos bien. Ahora, subimos el fuego al máximo hasta que hierva. Agrega los guisantes y mezcla con cuidado.
  8. Los primeros 5 minutos de cocinado serán a fuego fuerte. Después, bajaremos la temperatura y dejamos que se cocine nuestro plato hasta que se haya evaporado todo el líquido, más o menos entre 15 y 18 minutos. Comprobamos que esté bien hecho el arroz, rectificamos de sal si hiciera falta y retiramos del fuego.
  9. Para finalizar, dejaremos reposar el arroz durante 5 minutos, cubriendo la olla con un paño o con papel de cocina. ¡Ya está listo para servir!

Sugerencias de la receta

Sigue nuestros consejos y consigue que tu receta sea un éxito total:

  • Siempre es aconsejable el uso de caldo de pollo casero para nuestras recetas, pero hay veces que no tenemos tiempo para prepararlo. No pasa nada, siempre puede sustituirlo por agua, aunque no quedará tan sabroso.
  • Aunque en esta receta hemos utilizado contramuslos de pollo, puedes sustituirlos por muslos pequeños o pechuga de pollo troceada. ¿Quieres introducir una variante total? Añade conejo o carne de cerdo a la receta.
  • Para que adquiera ese color tan característico, es indispensable el uso de hebras de azafrán o colorante. Eso sí, ten cuidado con las cantidades, ya que mucho azafrán le puede dar demasiada potencia de sabor y un poco de amargor.
  • Acompaña tu plato con una copita de vino blanco y alcanza el éxito total en tu receta. ¡Haz de cada receta una ocasión especial!

 

Curiosidades

El arroz con pollo ha acompañado nuestras cocinas desde hace décadas, convirtiéndose en todo un clásico de nuestras madres. Y es que el arroz es un producto que ofrece una gran cantidad de oportunidades en los fogones, desde paellas hasta postres. Además, el pollo siempre es un ingrediente socorrido en nuestro día a día, por lo que no será difícil encontrarlo en el mercado y en múltiples recetas semanales. Por ello, no dudes en incluir esta opción La Palmera Rosa entre tus platos habituales.

No solo es una receta sencilla de preparar y que conseguirá enamorar a todos tus comensales, sino que también es una oportunidad de oro para apostar por una rutina saludable y un menú equilibrado. Sabemos que la rutina entorpece muchas veces nuestros propósitos de ser más sanos, pero ¡basta de excusas! Apuesta por platos ideales para nuestro cuerpo sin sacrificar el sabor. ¡Todo es posible si te lo propones!

El pimentón dulce

Potenciador genial de nuestra cocina, el pimentón dulce es un condimento muy frecuente en las recetas de la gastronomía española. Este producto se obtiene del secado y molida de este producto, quitándole el picante propio de este ingrediente. Aunque ya comenzó a cultivarse en nuestro país desde el siglo XVI, las variedades menos picantes aparecen en el siglo XX.

Además, es ideal para nuestra salud, ya que es rico en vitamina C, así como es un gran antioxidante. Favorece a atrasar el envejecimiento, regula el colesterol y ayuda al adelgazamiento. Un producto tan propio de nuestra cocina como ideal para nuestras recetas.

Ya te hemos dado todos los consejos que necesitas para triunfar con un delicioso arroz con pollo. ¿Te animas a cocinar con Arroz Rocío?

 

Comparte con tus amigos esta receta

Compartir en whatsappCompartir