Seleccionar página

Ensalada de arroz con atún estilo mediterráneo

40 min

4

Ingredientes
  • 150 g de Arroz Rocío (1 vaso)
  • 2 ó 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • 150 g de ventresca de atún en conserva
  • 12 aceitunas negras o verdes
  • 75 g de pimientos de piquillo asados
  • 65 g de maíz dulce
  • 1 cebolla roja pequeña (150 o 170 g)
  • 250 g de tomates cherry variados
  • Una ramita de romero
  • Sal y pimienta negra
  • Hojas de lechuga (opcional)

Para el aliño:

  • 1 cucharada colmada de mayonesa
  • ½ cucharadita de vinagre de Jerez
  • ¼ de cucharadita de romero fresco muy picadito

La rutina nos obliga a tener una serie de platos clásicos en la recámara que nos ayuden a salir del paso. Sin embargo, esta no es excusa para sacrificar el sabor. Dentro de las recetas más típicas de nuestra cocina, siempre podemos darle un toque distinto con el que salir de lo clásico. ¿Qué te parece innovar en tus ensaladas con esta nueva versión de La Palmera Rosa? Disfruta de una deliciosa ensalada de arroz con atún estilo mediterráneo y consigue el frescor y el punto saludable que tu comida necesita. Fácil de preparar y llena de sabor.

 

Preparación

  1. ¡Comenzamos nuestra receta! Empezaremos cocinando el arroz. Para ello, incorporamos 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva a una olla y sofreímos 2 dientes de ajo pelados y picados. Echamos el arroz y lo salteamos. Incorporamos el doble de agua que, de arroz, sal y una ramita de romero. Dejamos cocinar durante unos 15 minutos, hasta que se haya evaporado toda el agua. Retiramos la olla del fuego y reservamos.
  2. Paralelamente, pelamos y cortamos por la mitad la cebolla. A continuación, cortamos en juliana y la reservamos en un bol.
  3. Añadimos al recipiente los pimientos, que habremos cortados en tiras, el maíz ya escurrido, y los tomates cherry y las aceitunas, que habremos cortado también por la mitad.
  4. Una vez el arroz esté tibio o frío, lo mezclamos con el resto de los ingredientes. Sazonamos con un poco de sal y pimienta, removiendo con mucho cuidado todos los ingredientes.
  5. A continuación, preparamos el aliño. Mezclamos la mayonesa, el vinagre y romero fresco muy picado, obteniendo una salsa homogénea.
  6. Finalmente, comenzamos con el emplatado. En cuencos individuales o una ensaladera grande, colocamos unas hojas de lechuga o brotes verdes. Añadimos una buena porción de la ensalada ya preparada junto con la ventresca de atún. Por último, vertemos encima una buena cucharada del aliño de mayonesa. ¡Ya está listo para comer!

 

Sugerencias de la receta

A continuación, te dejamos algunos consejos para tu receta:

  • También puedes cocinar el arroz cociéndolo con abundante agua, sal y romero hasta que esté listo. Tan solo tendrás que escurrir el agua sobrante.
  • Si no tienes ventresca de atún para tu ensalada, siempre podrás sustituirlo por conserva de atún en aceite de oliva de buena calidad u otro pescado como sardinas o caballas.
  • Y si buscas darle un toque distinguido a tu receta, no dudes en acompañar tu plato con una copa de vino blanco de crianza. ¡Combinará a la perfección con la ensalada!

No dudes en introducir variantes en tu receta añadiendo tus ingredientes favoritos. Prueba a añadirle encurtidos, remolacha rallada, brotes de soja, pimientos del piquillo e incluso queso fresco. Saca tu lado más ingenioso y revoluciona tus ensaladas.

 

Curiosidades

Las ensaladas son uno de los platos más comunes en nuestros menús semanales. Son frescas e ideales como acompañamiento o plato principal. Sin embargo, pueden resultar un poco monótonas. Por ello, opciones como las ensaladas de arroz nos ayudarán a salir de la rutina y darles un toque diferente a nuestros platos. Gracias a las ensaladas de arroz, conseguirás sacarles el mayor partido a los ingredientes de tu despensa y obtendrás la energía que necesitas para continuar la jornada.

Mantener una dieta saludable en nuestro día a día puede ser una tarea compleja, pero, con un poco de organización, siempre podemos hacer más fácil esta tarea. Plantea menús semanales y distribuye las comidas en cinco raciones diarias (Desayuno, Media Mañana, Almuerzo, Merienda, Cena), de manera que puedas comer pequeñas porciones a lo largo de la jornada. Cuando sientas la tentación de picotear, recurre a un puñado de frutos secos, nueces o almendras, y aplacarás el hambre. Eso sí, no te olvides de complementar todas tus comidas bebiendo mucha agua, haciendo ejercicio y descansando lo suficiente. Cuidar de nuestro cuerpo también es un trabajo, pero siempre podemos hacerlo más ameno con deliciosas recetas.

La ventresca de atún

Uno de los ingredientes principales de esta receta es el atún, en concreto la ventresca, una de las partes más suaves y tiernas de este pescado. Además de su inmejorable sabor, es una fuente natural de Omega 3, lo que la convierte en un aliado perfecto para ayudar a combatir los niveles altos de colesterol. Además, es rico en vitamina B, D y fósforo.

Al ser una pieza llena de sabor, es genial para introducirlo en nuestras ensaladas, dándole un toque untuoso al plato. Es ideal para consumir en ensaladas y protagonizar platos, como en esta receta que te traemos.

Ya has descubierto las virtudes de una deliciosa ensalada de arroz. ¿Te apuntas a seguir cocinando con Arroz Rocío?

Comparte con tus amigos esta receta

Compartir en whatsappCompartir